······· Pide Oraciones ·······

Libro de otras Oraciones:
ACORDAOS A NUESTRA SEÑORA DEL SAGRADO CORAZÓN (patrona de causas difíciles y desesperadas)

Acordaos, ¡oh Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, del inefable poder que tu Hijo
divino te ha dado sobre su Corazón adorable. Llenos de confianza en tus merecimientos,
acudimos a implorar tu protección. ¡Oh celeste Tesorera del Corazón de Jesús, de ese
Corazón que es el manantial inagotable de todas las gracias, y el que podéis abrir a tu gusto
para derramar sobre los hombres todos los tesoros de amor y de misericordia, de luz y de
salvación que encierra! Concédenos, te lo suplicamos, los favores que solicitamos.

No, no podemos recibir de Ti desaire alguno, y puesto que sois nuestra Madre, ¡OH
Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, acoged favorablemente nuestros ruegos y dígnate
atenderlos. ¡Así sea!

¡Nuestra Señora del Sagrado Corazón: ¡Ruega por nosotros! (Repítase tres veces)




  Quiero recibir nuevas respuestas sobre éste tema por email



  

Respuestas recibidas: 381
  • MSS dice:

    Acordaos, ¡oh Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, del inefable poder que tu Hijo
    divino te ha dado sobre su Corazón adorable. Llenos de confianza en tus merecimientos,
    acudimos a implorar tu protección. ¡Oh celeste Tesorera del Corazón de Jesús, de ese
    Corazón que es el manantial inagotable de todas las gracias, y el que podéis abrir a tu gusto
    para derramar sobre los hombres todos los tesoros de amor y de misericordia, de luz y de
    salvación que encierra! Concédenos, te lo suplicamos, los favores que solicitamos.

    No, no podemos recibir de Ti desaire alguno, y puesto que sois nuestra Madre, ¡OH
    Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, acoged favorablemente nuestros ruegos y dígnate
    atenderlos. ¡Así sea!

    ¡Nuestra Señora del Sagrado Corazón: ¡Ruega por nosotros! (Repítase tres veces)

  • MSS dice:

    Acordaos, ¡oh Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, del inefable poder que tu Hijo
    divino te ha dado sobre su Corazón adorable. Llenos de confianza en tus merecimientos,
    acudimos a implorar tu protección. ¡Oh celeste Tesorera del Corazón de Jesús, de ese
    Corazón que es el manantial inagotable de todas las gracias, y el que podéis abrir a tu gusto
    para derramar sobre los hombres todos los tesoros de amor y de misericordia, de luz y de
    salvación que encierra! Concédenos, te lo suplicamos, los favores que solicitamos.

    No, no podemos recibir de Ti desaire alguno, y puesto que sois nuestra Madre, ¡OH
    Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, acoged favorablemente nuestros ruegos y dígnate
    atenderlos. ¡Así sea!

    ¡Nuestra Señora del Sagrado Corazón: ¡Ruega por nosotros! (Repítase tres veces)

  • MSS dice:

    Acordaos, ¡oh Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, del inefable poder que tu Hijo
    divino te ha dado sobre su Corazón adorable. Llenos de confianza en tus merecimientos,
    acudimos a implorar tu protección. ¡Oh celeste Tesorera del Corazón de Jesús, de ese
    Corazón que es el manantial inagotable de todas las gracias, y el que podéis abrir a tu gusto
    para derramar sobre los hombres todos los tesoros de amor y de misericordia, de luz y de
    salvación que encierra! Concédenos, te lo suplicamos, los favores que solicitamos.

    No, no podemos recibir de Ti desaire alguno, y puesto que sois nuestra Madre, ¡OH
    Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, acoged favorablemente nuestros ruegos y dígnate
    atenderlos. ¡Así sea!

    ¡Nuestra Señora del Sagrado Corazón: ¡Ruega por nosotros! (Repítase tres veces)

  • MSS dice:

    Acordaos, ¡oh Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, del inefable poder que tu Hijo
    divino te ha dado sobre su Corazón adorable. Llenos de confianza en tus merecimientos,
    acudimos a implorar tu protección. ¡Oh celeste Tesorera del Corazón de Jesús, de ese
    Corazón que es el manantial inagotable de todas las gracias, y el que podéis abrir a tu gusto
    para derramar sobre los hombres todos los tesoros de amor y de misericordia, de luz y de
    salvación que encierra! Concédenos, te lo suplicamos, los favores que solicitamos.

    No, no podemos recibir de Ti desaire alguno, y puesto que sois nuestra Madre, ¡OH
    Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, acoged favorablemente nuestros ruegos y dígnate
    atenderlos. ¡Así sea!

    ¡Nuestra Señora del Sagrado Corazón: ¡Ruega por nosotros! (Repítase tres veces

  • liria dice:

    Acordaos, ¡oh Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, del inefable poder que tu Hijo
    divino te ha dado sobre su Corazón adorable. Llenos de confianza en tus merecimientos,
    acudimos a implorar tu protección. ¡Oh celeste Tesorera del Corazón de Jesús, de ese
    Corazón que es el manantial inagotable de todas las gracias, y el que podéis abrir a tu gusto
    para derramar sobre los hombres todos los tesoros de amor y de misericordia, de luz y de
    salvación que encierra! Concédenos, te lo suplicamos, los favores que solicitamos.

    No, no podemos recibir de Ti desaire alguno, y puesto que sois nuestra Madre, ¡OH
    Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, acoged favorablemente nuestros ruegos y dígnate
    atenderlos. ¡Así sea!

    ¡Nuestra Señora del Sagrado Corazón: ¡Ruega por nosotros! (Repítase tres vece

  • MSS dice:

    Acordaos, ¡oh Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, del inefable poder que tu Hijo
    divino te ha dado sobre su Corazón adorable. Llenos de confianza en tus merecimientos,
    acudimos a implorar tu protección. ¡Oh celeste Tesorera del Corazón de Jesús, de ese
    Corazón que es el manantial inagotable de todas las gracias, y el que podéis abrir a tu gusto
    para derramar sobre los hombres todos los tesoros de amor y de misericordia, de luz y de
    salvación que encierra! Concédenos, te lo suplicamos, los favores que solicitamos.

    No, no podemos recibir de Ti desaire alguno, y puesto que sois nuestra Madre, ¡OH
    Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, acoged favorablemente nuestros ruegos y dígnate
    atenderlos. ¡Así sea!

    ¡Nuestra Señora del Sagrado Corazón: ¡Ruega por nosotros! (Repítase tres veces)

  • MSS dice:

    Acordaos, ¡oh Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, del inefable poder que tu Hijo
    divino te ha dado sobre su Corazón adorable. Llenos de confianza en tus merecimientos,
    acudimos a implorar tu protección. ¡Oh celeste Tesorera del Corazón de Jesús, de ese
    Corazón que es el manantial inagotable de todas las gracias, y el que podéis abrir a tu gusto
    para derramar sobre los hombres todos los tesoros de amor y de misericordia, de luz y de
    salvación que encierra! Concédenos, te lo suplicamos, los favores que solicitamos.

    No, no podemos recibir de Ti desaire alguno, y puesto que sois nuestra Madre, ¡OH
    Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, acoged favorablemente nuestros ruegos y dígnate
    atenderlos. ¡Así sea!

    ¡Nuestra Señora del Sagrado Corazón: ¡Ruega por nosotros! (Repítase tres veces)

  • MSS dice:

    Acordaos, ¡oh Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, del inefable poder que tu Hijo
    divino te ha dado sobre su Corazón adorable. Llenos de confianza en tus merecimientos,
    acudimos a implorar tu protección. ¡Oh celeste Tesorera del Corazón de Jesús, de ese
    Corazón que es el manantial inagotable de todas las gracias, y el que podéis abrir a tu gusto
    para derramar sobre los hombres todos los tesoros de amor y de misericordia, de luz y de
    salvación que encierra! Concédenos, te lo suplicamos, los favores que solicitamos.

    No, no podemos recibir de Ti desaire alguno, y puesto que sois nuestra Madre, ¡OH
    Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, acoged favorablemente nuestros ruegos y dígnate
    atenderlos. ¡Así sea!

    ¡Nuestra Señora del Sagrado Corazón: ¡Ruega por nosotros! (Repítase tres veces)

  • MSS dice:

    Acordaos, ¡oh Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, del inefable poder que tu Hijo
    divino te ha dado sobre su Corazón adorable. Llenos de confianza en tus merecimientos,
    acudimos a implorar tu protección. ¡Oh celeste Tesorera del Corazón de Jesús, de ese
    Corazón que es el manantial inagotable de todas las gracias, y el que podéis abrir a tu gusto
    para derramar sobre los hombres todos los tesoros de amor y de misericordia, de luz y de
    salvación que encierra! Concédenos, te lo suplicamos, los favores que solicitamos.

    No, no podemos recibir de Ti desaire alguno, y puesto que sois nuestra Madre, ¡OH
    Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, acoged favorablemente nuestros ruegos y dígnate
    atenderlos. ¡Así sea!

    ¡Nuestra Señora del Sagrado Corazón: ¡Ruega por nosotros! (Repítase tres veces)

  • MSS dice:

    Acordaos, ¡oh Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, del inefable poder que tu Hijo
    divino te ha dado sobre su Corazón adorable. Llenos de confianza en tus merecimientos,
    acudimos a implorar tu protección. ¡Oh celeste Tesorera del Corazón de Jesús, de ese
    Corazón que es el manantial inagotable de todas las gracias, y el que podéis abrir a tu gusto
    para derramar sobre los hombres todos los tesoros de amor y de misericordia, de luz y de
    salvación que encierra! Concédenos, te lo suplicamos, los favores que solicitamos.

    No, no podemos recibir de Ti desaire alguno, y puesto que sois nuestra Madre, ¡OH
    Nuestra Señora del Sagrado Corazón!, acoged favorablemente nuestros ruegos y dígnate
    atenderlos. ¡Así sea!

    ¡Nuestra Señora del Sagrado Corazón: ¡Ruega por nosotros! (Repítase tres veces)

1 2 3 4 5 ... 39


Envía una respuesta
Utiliza iniciales o un seudónimo si prefieres mantener la privacidad

Importante - Aviso de privacidad:
Las peticiones son públicas. Si deseas nombrar a personas y mantener su privacidad te sugerimos que utilices solo el nombre o sus iniciales en vez de utilizar nombres completos.

US$
MX$
EUR