Portada
······· Pide Oraciones ·······

Libro de otras Oraciones:
JESÚS, CONFÍO EN TI

CONFÍA EN MI

¿Porque te agitas y confundes por los problemas que te trae la vida?
Déjame controlar todas tus cosas e irán tomándose mejores.
Cuando te entregues totalmente a mí, todas las cosas serán resueltas con
tranquilidad, de acuerdo a mis planes.
No te frustres, no me ores como apresurándome, como si quisieras forzarme a
realizar tus planes.
En lugar de eso, cierra los ojos de tu alma y con paz dime: “JESÚS YO CONFÍO EN
TI”. CONFÍA EN MI
Trata de evitar esos pensamientos que te angustian al querer comprender las cosas
que te pasan
. No arruines mis planes tratando de imponer tus ideas, déjame ser tu DIOS y actuar
libremente en tu vida
. Entrégate a mí con completa confianza y deja tu futuro en mis manos
. Dime frecuentemente: “JESÚS YO CONFÍO EN TI”. CONFÍA EN MI

Lo que más te lastima es cuando tratas de razonarlo todo de acuerdo a tus
pensamientos, e intentas resolver tus problemas a tu manera
. Cuando me digas: “JESÚS YO CONFÍO EN TI”, no seas como el impaciente que le
dice al Doctor: “cúrame”, pero le sugiere la “mejor forma de hacerlo
. Déjate curar por mis brazos divinos, no tengas miedo, Yo te amo. CONFÍA EN MI

Si ves que las cosas se vuelven peores o más complicadas, aún cuando tú estás
orando; manténte confiado en mí, cierra los ojos de tu alma, y continua diciendo a cada hora:
JESÚS YO CONFÍO EN TI

. Necesito mis manos libres para poder manifestarte mis bendiciones.

No ates mis manos con tus absurdas preocupaciones
. Satanás quiere que te frustres, hacerte sentir triste, quitarte la paz.
Confía en mi, descansa en mi, entrégate a mí. CONFÍA EN MI
Yo hago milagros en la medida en que tu te abandonas a mi y de acuerdo a la fe que
me tienes.
Así que no te preocupes, dame todas tus frustraciones y duerme en paz, y siempre
dime: “JESÚS YO CONFÍO EN TI”, y verás grandes milagros.
Te lo prometo con todo mi amor.




  Quiero recibir nuevas respuestas sobre éste tema por email



  

Libro de otras Oraciones:
INVOCACIÓN A S. JOSÉ

OH Dios que por inefable providencia
te dignaste escoger al bienaventurado S.José
como esposo de tu Santísima Madre,
os suplicamos tener por intercesor en el cielo
al que veneramos como protector en la tierra.
Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos Amén.

S. José, Padre adoptivo de Nuestro Señor Jesucristo,
Esposo verdadero de la Virgen María,
ruega por nosotros y por todos los moribundos de este día (noche)
Amén.




  Quiero recibir nuevas respuestas sobre éste tema por email



  

Libro de otras Oraciones:
INVOCACIÓN A NUESTRA SEÑORA DEL REMEDIO

Virgen María, Madre del Remedio!.
Reina de todos los ángeles y santos, abogada y esperanza nuestra.
Vuelve a nosotros tus ojos de misericordia.
Haz que vivamos siempre los principios Evangélicos
de servicio, libertad y amor hacia los demás.
¡Madre del Remedio!. ¡Medianera nuestra, refugio nuestro!
Ruega por nosotros a tu Hijo Jesucristo
que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos.
Amén.




  Quiero recibir nuevas respuestas sobre éste tema por email



  

Libro de otras Oraciones:
FRANCISCO DE ASÍS: VIDA, ESPIRITUALIDAD, NOVENA

#VALUE!




  Quiero recibir nuevas respuestas sobre éste tema por email



  

Libro de otras Oraciones:
FELICITACIÓN SABATINA

FELICITACIÓN

Bendita sea tu pureza / y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea / en tan
graciosa belleza. / A ti, celestial princesa, / Virgen sagrada, María, / te ofrezco en este día /
alma, vida y corazón. / ¡Mírame con compasión! / ¡No me dejes, Madre mía!

SALUDO

Gocémonos siempre en el Señor, honrando a la bienaventurada Virgen Santa María,
Madre de Dios, Virgen antes del parto, en el parto y después del parto. Predestinada antes que
todas las criaturas, Reina y Corredentora, Abogada nuestra.

Amén.

PLEGARIA

Virgen Madre de Dios, Purísima María; El que no cabe en todo el orbe se encerró
hecho hombre en tus entrañas. Después del parto quedaste virgen. Madre de Dios, intercede
por nosotros.

R Dios te salve…

Virgen Inmaculada, concebida sin pecado: Imploran tu favor los poderosos, porque
eres la más poderosa de las criaturas y la más bella de los siglos. El Señor te vistió con vestido
de santidad y te rodeó con el manto de su gracia, como a esposa adornada con sus joyas.

R Dios te salve…

Bendita eres tú, Virgen María Inmaculada, por el Señor, Dios excelso, sobre todas las
mujeres de la tierra. Tú eres la gloria de Jerusalén; tú la alegría de Israel; tú eres la honra de
nuestro pueblo; tú la abogada de los pecadores

R Dios te salve…

ORACIÓN

Omnipotente y sempiterno Dios, que con la cooperación del Espíritu Santo preparaste
el cuerpo y el alma de la gloriosa Virgen y Madre María para que fuese merecedora de ser
morada digna de tu Hijo: concédenos que, pues celebramos con alegría su conmemoración,
por su piadosa intercesión seamos liberados de los males presentes y de la muerte eterna. Por
el mismo Jesucristo, Señor nuestro. Amén.

Salve




  Quiero recibir nuevas respuestas sobre éste tema por email