Libro de otras Oraciones

Oraciones destacadas

ORO
  1. 60 D Para que regrese rápido - 20 respuestas
  2. 60 D Al Sacratísimo Corazón de Jesús y San Judas Tadeo. - 4 respuestas
  3. Para que me llame - 36 respuestas
  4. Para el amor - 12 respuestas
  5. Oracion para separar - 11 respuestas
  6. Oracion a San Judas Tadeo - 2 respuestas
······· Pide Oraciones ·······

Libro de otras Oraciones:
CREDO (Apostólico)

Creo en Dios, Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo,
nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia
del Espíritu Santo,
nació de santa María Virgen,
padeció bajo el poder
de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos
al tercer día resucitó
de entre los muertos,
subió a los cielos y está sentado
a la derecha de Dios, Padre
todopoderoso.
Desde allí ha de venir
a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.
Amén.




  Quiero recibir nuevas respuestas sobre éste tema por email



  

Libro de otras Oraciones:
CONSAGRACIÓN DEL GENERO HUMANO A CRISTO REY (modificada y aprobada por el Papa Juan XXIII)

Dulce Jesús, Redentor del género humano; míranos humildemente postrados ante tu
presencia. Vuestros somos y tus queremos ser; y para que podamos unirnos hoy más
íntimamente con vos, cada uno de nosotros se consagra espontáneamente a tu Sagrado
Corazón.

Es verdad que muchos jamás te conocieron; que muchos te abandonaron después de
haber despreciado tus mandamientos. Tened misericordia de unos y otros, benigno Jesús, y
atráelos a todos a tu Santísimo Corazón.

Reina, Señor, no sólo sobre los fieles que jamás se apartaron de Ti, sino también sobre
los hijos pródigos que te abandonaron; haz que estos regresen prontamente a la casa paterna
para que no perezcan de hambre y de miseria.

Reina sobre aquellos a quienes traen engañados las falsas doctrinas o se hallan
divididos por la discordia, y vuélvelos al puerto de la verdad y a la unidad de la fe, para que en
breve no haya sino un solo redil y un solo pastor.

Concede, Señor, a tu Iglesia segura y completa libertad; otorga la paz a las naciones y
haz que del uno al otro polo de la tierra resuene esta sola voz: alabado sea el Divino Corazón,
por quien nos vino la salud: a Él sea la gloria y honor por todos los siglos de los siglos. Amén.




  Quiero recibir nuevas respuestas sobre éste tema por email



  

Libro de otras Oraciones:
CONSAGRACIÓN BREVE A MARIA DE S.L.Mª Grignion

Renuevo y ratifico hoy en tus manos
los votos de mi bautismo.
Renuncio para siempre a Satanás,
a sus pompas y a sus obras,
y me entrego enteramente
a Jesucristo, Sabiduría encarnada,
para llevar mi cruz tras El, todos los días de mi vida.
Y a fin de que le sea más fiel
de lo que he sido hasta ahora,
te escojo hoy, ¡OH, María!,
en presencia de toda la corte celestial,
por mi Madre y Señora;
os entrego y consagro en calidad de esclavo,
mi cuerpo y mi alma,
mis bienes interiores y exteriores,
y aun el valor de mis buenas acciones
pasadas, presentes y futuras,
otorgándote entero y pleno derecho
de mí y de todo lo que me pertenece,
sin excepción, a tu agrado,
a la mayor gloria de Dios
en el tiempo y en la eternidad.




  Quiero recibir nuevas respuestas sobre éste tema por email



  

Libro de otras Oraciones:
CONSAGRACIÓN AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS DE S. CLAUDIO DE LA COLOMBIÈRE

Estoy tan convencido, Dios mío,

de que veláis sobre todos los que esperan en Ti,

y que nada puede falta a quien de Ti todo lo espera, que he decidido vivir de ahora en
adelante sin ninguna preocupación, descargando sobre Ti todas mis inquietudes:

En paz me acuesto y enseguida me duermo

porque me siento en Ti seguro, nada más que en Ti, Señor” (Salmos 4,10)

Pueden los hombres privarme de mis bienes y de mi honor, pueden las enfermedades
robarme la fuerzas y los medios de servirte. Yo mismo puedo, por el pecado, perder tu gracia;
pero nunca, nunca, perderé la confianza en Ti; la conservaré hasta el último suspiro, y serán
inútiles los ataques del enemigo para arrancármela.

En paz me acuesto y enseguida me duermo

Que unos esperen la felicidad de sus riquezas o talentos;

que otros se apoyen en su pureza de vida, en el número de sus buenas obras o en el
fervor de sus oraciones: para mí Señor, toda mi confianza es mi misma confianza en Ti

porque me siento en Ti seguro, nada más que en Ti, Señor

Nadie ha quedado desengañado por tener esta esperanza, nunca nadie que ha
confiando en Ti se ha visto defraudado (Sir 2,11). Estoy seguro, pues, de que seré eternamente
feliz porque lo espero firmemente y lo espero de Ti, Dios mío

En Ti, Señor, me abandono, no sufriré desengaño




  Quiero recibir nuevas respuestas sobre éste tema por email



  

Libro de otras Oraciones:
CONSAGRACIÓN A LA SANTA FAZ

¡Faz amable de Jesús!; Aquí vengo, atraído por tu dulce mirada, que como divino imán,
arrebata mi corazón aunque pobre y pecador!
¡Jesús!, quisiera enjugar tu adorable Faz y consolarte de las injurias y olvido de los pecadores.
¡Rostro hermoso!, las lágrimas que brotan de tus ojos me parecen diamantes, que quiero
recoger para comprar con ellos las almas de mis hermanos.
¡Amado Jesús!, si yo tuviera el amor de todos los corazones, todo sería para Ti.
Envía, Señor, almas, sobre todo almas de apóstoles y de mártires para abrasar en tu amor a la
multitud de los desgraciados pecadores.
¡Adorable Jesús!, mientras aguardo el día eterno en que contemplaré tu gloria infinita, mi único
deseo es venerar tu Faz santísima, a la cual consagro desde ahora para siempre mi alma con
sus potencias y mi cuerpo con sus sentidos.
¡Jesús!, haz que tu Rostro lastimado sea aquí abajo mi encanto y mi cielo.




  Quiero recibir nuevas respuestas sobre éste tema por email