Portada
······· Pide Oraciones ·······

Libro de Novenas:
amarrar y devolver a mi amado novio Mauricio

En el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo, mi amada presencia de Dios en mí, que yo soy MMLI
Jesucristo vencedor que en la cruz fuiste vencido, vence a MAN que esté vencido conmigo; en el nombre del señor si eres animal feroz, manso como cordero, manso como la flor del romero, tienes que venir a mi. Porque pan comiste y por la palabra más fuerte que me diste, quiero que vengas a mi a cumplir lo que me has ofrecido.
Santísima muerte, yo te suplico te dignes ser mi protectora y que me concedas este bendito favor y todos los que yo te pida por el resto de mi vida.
Santísima muerte, tu que andas por todas partes del mundo, oficinas, calles, callejones, carreteras, hogares, donde quiera que te encuentres el espíritu, cuerpo y alma de MAN, tráemelo, tráemelo, traemelo, traemelo.
No lo dejes, no lo dejes en cama dormir, en mesa comer, en silla sentar, ni con amigos ni con amigas, ni con mujeres, porque mi voz se ha de escuchar, mis pasos ha de sentir y amoroso y desesperado tiene que venir a mi.
Espíritus de luz que alumbran las tinieblas de las almas, yo les pido que alumbren el espíritu, cuerpo y alma de MAN para que se acuerde de mí y todo lo que tenga me lo de impulsado por tus poderes.
Espíritu, cuerpo y alma de MAN, ven porque yo te llamo, yo te sugestiono y yo te domino, tranquilidad no has de tener hasta que vengas rendido a mis pies. Te lo pido por nuestro señor Jesucristo, que así es. AMEN, AMEN, AMEN




  Quiero recibir nuevas respuestas sobre éste tema por email



  

Libro de Oraciones clásicas:
amarrar y devolver a mi amado Mauricio

En el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo, mi amada presencia de Dios en mí, que yo soy MMLI
Jesucristo vencedor que en la cruz fuiste vencido, vence a MAN que esté vencido conmigo; en el nombre del señor si eres animal feroz, manso como cordero, manso como la flor del romero, tienes que venir a mi. Porque pan comiste y por la palabra más fuerte que me diste, quiero que vengas a mi a cumplir lo que me has ofrecido.
Santísima muerte, yo te suplico te dignes ser mi protectora y que me concedas este bendito favor y todos los que yo te pida por el resto de mi vida.
Santísima muerte, tu que andas por todas partes del mundo, oficinas, calles, callejones, carreteras, hogares, donde quiera que te encuentres el espíritu, cuerpo y alma de MAN, tráemelo, tráemelo, traemelo, traemelo.
No lo dejes, no lo dejes en cama dormir, en mesa comer, en silla sentar, ni con amigos ni con amigas, ni con mujeres, porque mi voz se ha de escuchar, mis pasos ha de sentir y amoroso y desesperado tiene que venir a mi.
Espíritus de luz que alumbran las tinieblas de las almas, yo les pido que alumbren el espíritu, cuerpo y alma de MAN para que se acuerde de mí y todo lo que tenga me lo de impulsado por tus poderes.
Espíritu, cuerpo y alma de MAN, ven porque yo te llamo, yo te sugestiono y yo te domino, tranquilidad no has de tener hasta que vengas rendido a mis pies. Te lo pido por nuestro señor Jesucristo, que así es. AMEN, AMEN, AMEN




  Quiero recibir nuevas respuestas sobre éste tema por email



  

Agradecimientos y Novenas
amarrar y devolver a mi amado Mauricio

En el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo, mi amada presencia de Dios en mí, que yo soy MMLI
Jesucristo vencedor que en la cruz fuiste vencido, vence a MAN que esté vencido conmigo; en el nombre del señor si eres animal feroz, manso como cordero, manso como la flor del romero, tienes que venir a mi. Porque pan comiste y por la palabra más fuerte que me diste, quiero que vengas a mi a cumplir lo que me has ofrecido.
Santísima muerte, yo te suplico te dignes ser mi protectora y que me concedas este bendito favor y todos los que yo te pida por el resto de mi vida.
Santísima muerte, tu que andas por todas partes del mundo, oficinas, calles, callejones, carreteras, hogares, donde quiera que te encuentres el espíritu, cuerpo y alma de MAN, tráemelo, tráemelo, traemelo, traemelo.
No lo dejes, no lo dejes en cama dormir, en mesa comer, en silla sentar, ni con amigos ni con amigas, ni con mujeres, porque mi voz se ha de escuchar, mis pasos ha de sentir y amoroso y desesperado tiene que venir a mi.
Espíritus de luz que alumbran las tinieblas de las almas, yo les pido que alumbren el espíritu, cuerpo y alma de MAN para que se acuerde de mí y todo lo que tenga me lo de impulsado por tus poderes.
Espíritu, cuerpo y alma de MAN, ven porque yo te llamo, yo te sugestiono y yo te domino, tranquilidad no has de tener hasta que vengas rendido a mis pies. Te lo pido por nuestro señor Jesucristo, que así es. AMEN, AMEN, AMEN




  Quiero recibir nuevas respuestas sobre éste tema por email



  

Pido oraciones para:
amarrar y devolver a mi amado Mauricio

En el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo, mi amada presencia de Dios en mí, que yo soy MMLI
Jesucristo vencedor que en la cruz fuiste vencido, vence a MAN que esté vencido conmigo; en el nombre del señor si eres animal feroz, manso como cordero, manso como la flor del romero, tienes que venir a mi. Porque pan comiste y por la palabra más fuerte que me diste, quiero que vengas a mi a cumplir lo que me has ofrecido.
Santísima muerte, yo te suplico te dignes ser mi protectora y que me concedas este bendito favor y todos los que yo te pida por el resto de mi vida.
Santísima muerte, tu que andas por todas partes del mundo, oficinas, calles, callejones, carreteras, hogares, donde quiera que te encuentres el espíritu, cuerpo y alma de MAN, tráemelo, tráemelo, traemelo, traemelo.
No lo dejes, no lo dejes en cama dormir, en mesa comer, en silla sentar, ni con amigos ni con amigas, ni con mujeres, porque mi voz se ha de escuchar, mis pasos ha de sentir y amoroso y desesperado tiene que venir a mi.
Espíritus de luz que alumbran las tinieblas de las almas, yo les pido que alumbren el espíritu, cuerpo y alma de MAN para que se acuerde de mí y todo lo que tenga me lo de impulsado por tus poderes.
Espíritu, cuerpo y alma de MAN, ven porque yo te llamo, yo te sugestiono y yo te domino, tranquilidad no has de tener hasta que vengas rendido a mis pies. Te lo pido por nuestro señor Jesucristo, que así es. AMEN, AMEN, AMEN




  Quiero recibir nuevas respuestas sobre éste tema por email



  

Pido oraciones para:
Casique

Muchos problemas




  Quiero recibir nuevas respuestas sobre éste tema por email